“Ya no me imagino vivir sin Sigüenza”, son palabras de Manuel, una persona que el azar hizo que llegara a nuestra ciudad en el tren medieval hace más de tres años, decidiera quedarse a dormir, cenar y conocer nuestra taberna. Esa noche, con nuestra charla, cuenta que le inspiramos el final de una novela que estaba escribiendo y que no sabía finalizar. Caminos del Oro Blanco, su primera novela, es una novela histórica basada en la España del siglo XIII. Fue Premio TIFLOS de la ONCE en 2008 y el desenlace se produce en Sigüenza, siendo protagonistas el verdugo y los taberneros de la Plazuela. Desde ese momento, Manuel y su esposa Teresa, han sido clientes y amigos habituales, colaborando en distintas actividades culturales. Son ya muchas sus escapadas para conocer más cosas de Sigüenza y sus gentes.

Manuel, para los que no le conozcan todavía, es una persona invidente, que perdió la vista por una enfermedad degenerativa. Además es veterinario y ha trabajado en la ONCE en el departamento de perros guía hasta hace unos meses. Su optimismo por la vida y los seres humanos, así como el amor hacia los animales, nos lo trasmite con su palabra y una cierta dosis de humor que contagia a todos los que están a su alrededor.

Cartel de presentación de la nueva novela de Manuel Enriquez “Cierra los Ojos y Mírame”Cuenta Manuel que su nueva novela tuvo también, al igual que Sigüenza, una gran dosis de azar, al conocer en la distancia a su coautora Ana Galán, ya que este libro ha sido escrito por los dos. Ana Galán (residente en Nueva York, veterinaria, escritora y colaboradora de la organización Guiding Eyes for the Blind, dedicada a la cría de perros guía) un día hace más de tres años llamó a la ONCE preguntando por la legislación española de perros guía y al otro lado del hilo telefónico estaba Manuel. En aquella conversación, cuenta Manuel, fuimos descubriendo aficiones y vínculos comunes que terminaron en la idea compartida de escribir un libro. Su relación, sin conocerse físicamente, fue a través de internet. La Editorial Planeta a través de su sello Destino animó a los autores a escribir la novela y dirigió la coordinación de argumento y estilos. Fruto de ello es el nacimiento de esta obra que se presentó en Barcelona en Octubre, momento en el cual los dos autores llegaron a conocerse personalmente.

“CIERRA LOS OJOS Y MIRAME” está destinada principalmente a un público adolescente, aunque admite una gran variedad de lecturas. Esta novela tiene dos puntos de vista, masculino y femenino, sobre la discapacidad y el amor en la adolescencia. Es una novela de superación y de amor, en la que Blanca y David (o Ana y Manuel), cuentan también en parte su propia historia, en capítulos alternos presentando dos mundos desconocidos para el gran público, el de la ceguera y el adiestramiento de los perros guía. Kits, el perro guía de la novela, será el nexo de unión entre ambos, reforzando la amistad para llegar a algo más … o quizás no…

Fue el 10 de noviembre, en el Salón de actos de la Hospedería Porta Coeli, donde unas decenas de personas pudieron ver la presentación de la novela, dentro del marco del Otoño Universitario Seguntino. Manuel estuvo acompañado por nuestro alcalde, Jose Manuel Latre, por el que escribe esta crónica, Alberto de Mingo en representación del Gurugú de la Plazuela y por nuestra conocida mascota, nuestro perro Ciro, en representación de los perros guías europeos y americanos. Tras el acto se firmaron ejemplares en la taberna del Gurugú de la Plazuela.

El día 11 domingo en la Librería Rayuela, Manuel volvió a firmar ejemplares y a charlar con los asistentes.

El lunes 12 de Noviembre, se realizó una presentación en los dos centros educativos de Sigüenza (INB “Martín Vázquez de Arce y Colegio Episcopal Sagrada Familia) para chavales adolescentes de 4º ESO. En ambas charlas, con cerca de un centenar de alumnos en cada colegio, Manuel explicó y presentó su novela, haciendo hincapié en los peligros del alcohol (David, el protagonista, se queda ciego por imprudencia, al tener un accidente de coche), la aceptación de los hándicaps que podamos tener (todos tenemos deficiencias, la ceguera es una más), la superación personal, las nuevas tecnologías adaptadas a los invidentes. Así, se les presentó el sistema braille y la telefonía móvil adaptada a los ciegos. Se realizaron también una serie de dinámicas de grupo en donde varios alumnos se pusieron antifaces y un bastón y contaron sus sensaciones para andar, etc. En definitiva, una actividad que agradecieron alumnos y educadores.

Fueron tres días con Manuel y Teresa. Tres días en los que han profundizado más en nuestra ciudad. Volvieron a Madrid contentos y muy agradecidos a Sigüenza y sus gentes, con ganas de volver y por qué no quedarse más tiempo.

Muchas gracias Manuel, por compartir tu vida y tus sentimientos con todos nosotros. Te esperamos muy pronto.