Un restaurante en Brihuega diferente. Original carta y platos muy sabrosos. Ambiente muy agradable y decoración cuidada al detalle. El trato de sus dueños no puede ser más amable. Un establecimiento acogedor para repetir, repetir, repetir….